¡Conéctate!

Avisos

postheadericon Amada Amanda

Un cielo azul profundo lleno de estrellas brillantes, y unos cabellos largos alejándose de mí bailando en la brisa fresca de aquella noche que nunca se borraría de mis recuerdos. Aquella mañana sólo pensaba en ella, que habría pasado si le hubiera dicho todas aquellas cosas que me rondaban por la cabeza, todos aquellos sentimientos que oprimían mi corazón y no me dejaban respirar. Si hubiera tenido el coraje, la fuerza necesaria para confesarle todos aquellos pensamientos quizás la vida habría tomado una dirección completamente diferente a la actual.


Me arrepiento, ahora que sé que nunca la volveré a ver no puedo dejar de pensar en lo que habría pasado y nunca podrá ser. La simple idea me mortifica y me mata por dentro. Si pudiera cambiar el pasado y enlazar nuestros destinos lo haría sin ninguna dudas ni dilación.
 

¿Cuál es el propósito de esta vida? ¿Por qué nacemos? ¿Por qué morimos? Todas estas preguntas sin ninguna respuesta, estas mismas cuestiones que nos planteamos día tras día, son las responsables de dar un significado a nuestras vidas, una razón de ser. Pero que pasaría si esta razón de ser desapareciera de este mundo, que pasaría si todo lo que somos, todos nuestros sueños, todas nuestras metas, todas nuestras esperanzas..., absolutamente todo dependiera de esta razón de ser ¿Podríamos continuar viviendo? En mi caso es una negativa, no puedo continuar y sólo puedo vivir en el pasado, únicamente soy capaz de imaginarme aquella noche, una vez tras otra con un final alternativo. Un final que me hubiera gustado vivir y que hago y rehago con la esperanza de convertirlo en parte de la realidad.

Una fiesta de empresa, aburrida donde sólo se hablaba de trabajo, dinero, tratos por cerrar... Mi vida como empresario de 26 años no era muy emocionante y constantemente me preguntaba si había escogido bien mi camino a seguir en esta vida. Pero cuando vi sus ojos por primera vez, mi corazón dejó de latir por unos instantes, no podía dejar de mirarlos y mi mente quedó inservible. Los segundos transcurrían como minutos, el tiempo se ralentizó y era capaz de admirar cada movimiento que articulaban sus sensuales labios al pronunciar las  dulces palabras con aquella delicada voz. Cuando mi mano cogió la suya y mis labios la besaron, me resultó inevitable levantar la mirada para contemplar su sonrisa disimulada y sus ruborizadas mejillas; a continuación a aquel episodio ridículo pero a la vez jocoso me reveló su nombre con una gran sonrisa. 


Las tres horas siguientes las pasamos juntos, hablando amenamente sobre temas triviales, pero lo que sentí en aquellos momentos no lo he vuelto a sentir nunca más.


Al acabar la fiesta la acompañé al vestíbulo para coger los abrigos con intención de llevarla hasta casa, pero un empresario importante mandó llamarme y tuve que ir. Cuando nos despedimos no pensaba que se convertiría en un adiós definitivo, sino en un simple hasta pronto y le besé la mejilla suavemente justo antes de alejarme de ella para siempre. Segundos después de haber avanzado giré la cabeza y vi como su larga y negra cabellera se adentraba en la oscura noche, sentí el impulso de seguirla, pero no lo hice.


Ahora, cada noche cuando cierro los ojos sueño que mi brazo se levanta y mi mano coge la suya para acompañarla hasta casa. Habríamos hablado de quien sabe qué durando el camino, pero seguro que habría sido el tiempo más bien invertido de mi triste y vacía vida. Al final del trayecto yo le habría mirado a los ojos, le habría apartado el cabello del rostro y habría acercado mis labios a los suyos, advirtiendo la rápida aceleración de mi corazón y su aliento delicado, pero vivo. Nuestros labios buscándose inseguros pero a la vez excitados y cuando se encontraran se fundirían en un baile de vivas llamas donde cada movimiento daría lugar a un nuevo paso de baile que avivaría la pasión de aquel beso. Entonces ella sonreiría y me cogería de la mano para llevarme a su piso donde brindaríamos con champán y continuaríamos nuestra maravillosa velada en el balcón con la luna como único testigo de nuestro romance. 


Más tarde, entre risas y miradas llegaría el momento en qué todo quedaría en silencio y sólo podríamos mirarnos a los ojos, acercarnos lentamente y besarnos. Nuestros labios fundidos en un apasionado beso, que acabaría sólo cuando la curiosidad nos ganara e hiciera que nuestros ojos coincidieran para hacernos descubrir nuestro frenesí oculto. 


De alguna manera sus manos llegarían hasta mis hombros y empezarían a quitarme la chaqueta muy lentamente sin apartar ni tan siquiera un segundo la mirada de mi semblante, mientras yo, nervioso, no sabría donde mirar y alternaría su maravilloso rostro con la imagen de la luna redonda que se dejaría ver por la ventana como una observadora indiscreta. A continuación una sonrisa cómplice, un beso arduo de pasión y un suspiro profundo lleno de un arrebato de amor  inmensurable, sus manos continuarían con el nudo de la corbata deshaciéndolo muy lentamente y dejándola caer al suelo. Los botones de la camisa serían el próximo objetivo, serían desabrochados uno tras uno hasta que ella se parara para observar una reacción por mí parte, la cual sería continuar desabrochándome los botones, esta vez con la mirada totalmente fija en sus verdes y redondos ojos. Mi blanca camisa iría cedido ante las intenciones de aquella bella mujer y dejaría mi pecho a cuerpo descubierto por donde sus dedos explorarían por primera vez ansiosos para conocer pero con una calma justificada, puesto que dispondríamos de todo el tiempo del mundo. 


Entonces mis labios besarían su cabello y mis manos bajarían lentamente los tirantes de su vestido, besaría con cuidado su cuello delicado y perfecto y recorrería sus brazos junto con el movimiento del vestido hasta llegar a la cintura, donde ella daría el último empujón haciéndolo caer al suelo y dejando al descubierto su idílica figura, la cual yo abrazaría con fervor. Seducidos por su belleza mis dedos actuarían impulsivamente y, afectuosamente, harían ceder las tiras de su sujetador mientras sus suspiros se harían más presentes en la silenciosa habitación. Sus delicadas manos recorrerían mi pecho y bajarían despacio hasta el botón de mis pantalones, entonces ella me miraría con ternura y amor y me besaría mientras lo desabrocharía y una vez hecho me abrazaría igual que yo a ella. 


Su delicado y frágil cuerpo pero a la vez admirable y lleno de belleza reposaría sobre la cama y me extendería una mano que me invitaría a yacer con ella. Mientras mis manos se apoyarían sobre la cama y mi cuerpo se acercaría cada vez más al suyo, mi corazón latiría como nunca lo había hecho, frenético y lleno de emoción. Aquellos ojos verdes que me enloquecían en sueños sólo me contemplaban a mí y los míos sólo a ella. Mis labios sobre los suyos, su pecho bajo el mío, nuestros cuerpos fundidos en uno solo. Aquella sensación extasiada llena de placer llenaba cada rincón de mi ser, pero llega el día y despierto de mi intenso sueño.


Todavía ahora no me lo creo, y pensar que si la hubiera acompañado hasta casa su vida no se habría apagado tan pronto, y con la suya, la mía, puesto que si llegas a viejo sin haberte enamorado de verdad es cómo si no hubieras vivido, y yo ya no tengo fuerzas para poder encontrar un nuevo amor, sólo puedo vivir en sueños con una Amanda utópica. Amanda, amada Amanda ¿por qué me tuve que enamorar de ti? ¿Fue por tu sonrisa, por tus ojos, por tu presencia o fue debido a tu nombre? Amanda, la que será amada por todos.


Vive la vida al máximo y aprovecha todas las oportunidades que se te planteen, puesto que quizás no se repetirán nunca y sólo podrás vivir en el pasado y en los sueños. Porque una vida llena de arrepentimientos y sin amor no es una vida, sólo una larga y dolorosa película que te recordará siempre que una vez te equivocaste.


Con este relato participo en el concurso de Luz.

13 Críticas constructivas K.O.:

Patricia :D dijo...

Qué triste :'(
Me ha encantado Sonia! Es precioso, romántico, con una pizca de erotismo, sensualidad, arrepentimientos, dolor...una mezcla explosiva que te ha quedado genial.

Sí señorita, que quedó perfect!^^

Besos!

PD:Nuevo cap en mi historia:)

suzette dijo...

¡Hola! Apenas poniéndome al día con tu blog XD
Pásate por el mio: http://suzette-alasdecristal.blogspot.com/
CONCURSO:
Algo que ha salido de mi mente, algo que tenía ganas de hacer, imaginación, solo eso.
Espero te des el tiempo de participar, puedes checar la entrada "Concurso" en mi blog para ver las reglas, premios y demás.
Es todo...
Disfruta de la vida como si cada día fuera el último <3
Nos estamos leyendo
Con cariño

Dulce Cautiva dijo...

Hola guapa!, ya he votado x ti en el concurso de Ilda, me ha encantado tu mini relato, yo también prefiero un beso del xico k amo antes k unos caramelos ajjajaja.

Este relato está también muy bueno, pero he visto k aún no se puede votar, cuando se pueda, avisame y corro a votarte, jejeje.

Saludos y k pases un feliz comienzo d semana, muak!!!

Cuenta que te cuento dijo...

Las limitaciones de acceso a Internet en mi país Cuba, hacia donde retorno luego de 15 meses, me privaran de leerte, así que quiero agradecerte el inmenso placer que me produjeron las lecturas de tus letras. Si alguna vez estas limitaciones, dadas por la voluntad expresa del gobierno norteamericano me lo permiten, no dudes que volveré con gusto a navegar por tu espacio.
Un abrazo, Mila Roldán.

suzette dijo...

Chica!! Gracias por darte el tiempo y pasarte por el blog, lo se, yo tambien me emociono rápido con cada concurso asi que te entiendo y espero que si tengas el tiempo suficiente para participar y me des el gusto de leer tu relato.

Un beso

Anónimo dijo...

Muerte roja

Precioso pero muy triste, estoy super super intrigada con eso que nos prepara y que a tu hermana no le gusta, Uhhhhhhhhhhh que será. Esperaré impaciente!!!

Un beso Sonia ;)

ighaby dijo...

Que lindoo =') grax amiga
x compartirlo n_n


Y bien aqui mi entradita ojala y comentes plis :D
http://ighaby.blogspot.com/2011/05/mi-diario-nuevo-estilo2-premios-y-100.html
vale te espero en mi bloggito xD

Gise dijo...

¡Hola! ¿como estás?
Yo estoy aqui de paseo tu lindo blog. Lindo relato =), tal vez un poquitin melancolico, pero es cierto, la vida dura un segundo, no puedes quedarte dormida/o, debes buscar las opotunidades, y nunca desfallecer =). Solo tu puedes darle el significado correcto a tu vida ¿no?.
Bueno, te sigo leyendo, te cuidas muchisimo, y adiós.
P/D: Me fue bien en los examenes ¡wow! por fin sali de ellos, o al menos de la mitad xD. Bueno, ahora si me voy, y dejo de molestar.
Adiós.

Mely dijo...

Holaaa!
Tienes premio en mi blog :)
http://susurros-de-la-noche.blogspot.com/2011/05/premio_30.html
Besitos.

Fani! dijo...

Hola nena aca actualizando mis visitas en tu blog jejeje...!!! La historia va genial y en cuanto a este post me hizo llorar; me llegastes..!!! Besos

♥ Serimy Kororu ♥ dijo...

Pasandome por tu blog empece a leer este relato y no pense que casi me hiciese llorar. Precioso e inigualable♥

derechoaequivocarse dijo...

Hola acabo de descubrir este blog esta bastante interesante, se nota que aún eres joven pero tienes madera. Intentaré seguir leyéndolo.
Un saludo desde http://derechoaequivocarse.wordpress.com/
Sigue escribiendo

Esther Van Castle dijo...

Sonia! Es un placer conocerte con relato tan hermoso como este, no puedo describirte la sensación de calidez y suspiros que tu escrito me regalo, es más que maravillo :)

Seguiré explorando tu blog, buen día!

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

¿Qué quieres buscar?

Cargando...

Suelo visitar

Con la tecnología de Blogger.